RITUALES DE AMOR

ABRIENDO CAMINOS :

COMO PREPARAR LA QUEIMADA

Antes de tomar la decisión de acudir a un ritual es importante meditar acerca de que no debemos bajo ningún punto de vista tratar de obligar a otra persona a hacer lo que no quiere. Los rituales deben ser solo con fines de propiciar el encuentro, mejorar las energías y atraer las buenas vibras.
Dicho y aclarado este punto te compartiré este ritual que realizaban los Celtas para esos momentos en los que pueden sentir una especie de energía densa o negativa, que impide encontrarse con esa persona especial para tí.


ENLACE PATROCINADO


Muchas veces esta influencia extraña se apodera de nosotros sin que podamos hacer nada para enfrentarla. Esto se debe a una acumulación energética negativa que se ha instalado a nuestro alrededor y nos afecta en el plano afectivo, que es por donde nuestra sensibilidad esta al descubierto.

Para liberar esa energía negativa, los Celtas, realizaban una apertura de caminos trabajando con la fuerza del planeta Venus, para que retire los obstáculos y así eran impregnados de una nueva fuerza amorosa.

LIMPIAR ENERGÍAS

Este ritual lo tienen que realizar en un día viernes, a las 22 horas, pero nunca si esa noche la Luna se encuentra Llena. Es ideal comenzarlo un día de Cuarto Creciente, ya que esta luna hace fertilizar y expandir todo lo que se pide.

 

RITUAL CON AGUA

MATERIALes:

  • Aceite de Mirra, incienso y sándalo
  • 3 velas de color verde
  • 1 paño de color rosado
  • 1 recipiente
  • 1 Candelabro

REALIZACIÓN:

Sobre una mesa coloquen un mantel o paño rosado. Se mezcla en un bol aceite de mirra, incienso y sándalo. Poniéndose una gotita detrás de las orejas, en la nuca, en las palmas de las manos y en los tobillos. Hecho esto se unta con la misma mezcla aromática tres velas de color verde.

Se encienden las velas en la mesita. Si es posible, sobre un candelabro para que sea mas seguro.
Imaginen que desde las velas surge una luz verde que los rodean, inspira ese color verde. Visualiza la luz entrando por tu nariz y recorriendo todo tu cuerpo, desde la cabeza hasta los pies, sentirás que estas muy relajado y que una paz te invade.

Cuando logres una completa relajacion, pronuncia la siguiente oración:

"Oh, Venus, tu consuelo busco.
Se que envias a mi a la persona que me acompañara en mi viaje,
pero mis ojos estan ciegos para verla.
En nuestro camino se levanta el polvo de la indiferencia
y vuelve a cerrarse el corazon.
Oh, Venus, enseñame a encender la luz del sendero oculto.
A encontrar la llave que abra la puerta de la emocion compartida.
Oh, Venus, iluminame con tu luz"


Esta plegaria era repetida por los Celtas seis veces y luego daban las gracias, permaneciendo unos instantes visualizando la luz verde cada vez con mas intensidad.


ENLACE PATROCINADO

CONJURO DE RECONCILIACION