CELEBRACIÓN DE LA NOCHE DE SAN JUAN

¿QUE SE CELEBRA ESTA NOCHE?

SOLSTICIO DE VERANO E INVIERNO:

Este es uno de los momentos más mágicos del año, cuando celebramos el SOLSTICIO DE VERANO en el Hemisferio Norte y el de INVIERNO en el Hemisferio Sur.

Las fechas mencionadas de la noche del 23 al 24 de Junio son las típicas para los cristianos, pero puede ser que en un año determinado el solsticio se produzca un día antes o después, esto es debido a las irregularidades del calendario gregoriano, como ocurre con los años bisiestos.


PARA MUCHOS ES UNA FECHA CONFUSA

Existe una gran confusión en cuando festejar realmente la noche de San Juan, en especial en aquellos lugares donde la celebración se liga a la efeméride astronómica del solsticio de verano (21-22 de junio) al que nos referiremos mas adelante, y no al nacimiento de Juan el Bautista; es ahí cuando se plantea una disputa sobre cuál es la auténtica "noche de San Juan".

En aquellos lugares donde la celebración se liga a la festividad cristiana de San Juan el Bautista que es el (24 de junio) y no a la efeméride astronómica del solsticio de verano que es el (21-22 de junio) se plantea una gran disputa sobre cuál es la auténtica "noche de San Juan". Si bien cabe entender que a partir de las 0:00 horas del dia 24 ya se trata del "día de San Juan Bautista" y, por tanto (al ser de noche en las zonas lejanas al círculo polar ártico) esas primeras horas puedan considerarse "noche de San Juan", lo habitual es entender que la noche de un determinado día no se refiere a las primeras horas del mismo sino a las últimas, una vez que ya se ha puesto el Sol. Esta diferente interpretación da lugar a que en algunos lugares (ej. Almería o Barcelona) las celebraciones tengan lugar la noche del 23 al 24 de junio, y en otras tengan lugar la noche del 24 al 25 (ej. Hogueras de Alicante). Por otro lado, no es extraño que en algunos lugares la celebración se extienda a las dos noches en función del espíritu festivo de cada sitio.

ENLACE PATROCINADO

Todo se relaciona con San Juan el Bautista para los cristianos y el solsticio del 21 de junio para los celtas.

El día 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), pero mas allá de la discrepancia con las fechas lo que no se puede negar es que en esas fechas en lo que a astronomía se refiere, lo que está en juego son poderosas energías solares actuando sobre la Tierra.

San Lucas narra en su Evangelio, que María, en los días siguientes a la Anunciación, fue a visitar a su prima Isabel cuando ésta se hallaba en el sexto mes de embarazo. Por lo tanto, fue fácil fijar la solemnidad del Bautista en el octavo mes de las candelas de junio, seis meses antes del nacimiento de Cristo. Desde entonces se señaló la víspera del 24 de Junio como la Noche de San Juan, muy próxima al solsticio de verano que ha heredado una serie de prácticas, ritos, tradiciones y costumbres cuyos orígenes son inmemoriales en toda Europa y se han extendido por muchos pueblos de América. Lo paradójico del asunto es que el 24 de junio se celebra la fecha del nacimiento de San Juan el Bautista, que en realidad no debería festejarse porque el "dies natalis" de los santos siempre fue el de la muerte.
En el Evangelio de San Lucas se cuenta que su padre, el sacerdote Zacarías, había perdido la voz por dudar de que su mujer, Isabel, estuviera embarazada. Sin embargo en el momento de nacer San Juan la recuperó milagrosamente, como se lo había predicho el ángel Gabriel.

Rebosante de alegría, la tradición religiosa dice que encendió hogueras para anunciar a parientes y amigos la noticia. Cuando siglos después se cristianizó esta fiesta, la noche del 23 al 24 de junio se convirtió en una noche santa y sagrada, y de purificacion, sin abandonar por eso su aura mágica y pagana.


Seguir leyendo