Manual del Mago

El ilusionismo es una mezcla de arte y ciencia, cuyo objeto es presentar hechos o experimentos, en apariencia inexplicables, para entretener y maravillar al espectador, con la finalidad de lograr su admiración y transportarlos a un terreno de fantasía, donde el niño que todo ser humano tiene en su interior, vuele y juegue de la mano del Artista.

El primer consejo para una buena representación, es preparar el programa conscientemente, seleccionando los juegos que vas a presentar confeccionando una lista y ordenándolos en una secuencia lógica, teniendo en cuenta que para la apertura y cierre del programa deberás elegir los juegos que logren la atención de tu audiencia y que domines perfectamente, para que la simpatía y la buena onda del público te acompañen hasta el final, que deberá ser brillante y espectacular para que el espectador sienta el deseo de continuar viendo magia y piense qué interesante ha sido presenciar la función por todas las emociones y vivencias que ha sentido gracias a ti.

Mi siguiente consejo es que, luego de seleccionar un juego, ensayes repetidamente y con convicción, en soledad, con la ayuda de un espejo o una cámara de vídeo, todos y cada uno de los movimientos o partes del mismo. Cuando hayas dominado la técnica y el tiempo de cada acción incorpórale a ese cockteil, un ingrediente del cual dependerá que el público recuerde el juego o tu actuación por siglos o lo olvide instantáneamente: me refiero a la presentación con la inclusión de una adecuada charla, música acorde, gags o humor relacionado con el paso del juego, ver la necesidad o no de participación de espectadores, el buen trato a los mismos, teniendo en cuenta que nunca debes ridiculizar a quien gentilmente colabora; pues lo único que lograrás es que la persona comience a odiar la magia y a tu madre.

A esta altura puedes grabarte una regla de oro en la magia: "JAMÁS PRESENTAR ANTE PÚBLICO UN JUEGO QUE NO SE HA ENSAYADO Y SE ESTÉ PLENAMENTE CONVENCIDO DE SU ÉXITO".

Si, a pesar de haber cumplido esta regla, algún percance te hace fallar, no desesperes y recuerda la segunda regla: "NO PERDER LA CALMA Y TRANSMITIR A TUS ESPECTADORES EL DOMINIO DE LA SITUACIÓN". La magia tiene recursos suficientes como para cubrirte y que nadie, pero nadie sospeche que ha fallado el juego.

La presentación en escena es sumamente importante, la corrección y elegancia con que te presentes te dará la atención de los asistentes y el prestigio a tu show. Una presencia desaliñada o con los elementos descuidados o en mal estado hará sentir al público incómodo y tardarás en lograr su atención. La evolución de la magia en el tiempo ha dejado en el olvido los ropajes orientales o de etiqueta; pero ello no significa que para determinados juegos no puedas usarlos. La elección de tu vestimenta dependerá de tu personalidad y del auditorio ante el cual te presentarás. Si se trata de una fiesta de niños, una reunión empresaria o una fiesta en una disco, deberás tener en cuenta que de esta elección dependerá la aceptación o no del público.

Otro tema que debe tenerse en cuenta son los aparatos o elementos que usarás en la sesión debiendo encontrarse éstos prolijamente acabados y cuidados, privará sobre todo el buen gusto en su decoración.

En la ejecución de tus juegos nunca debes preanunciar desde el principio el efecto final, ni tampoco hacer movimientos innecesarios llamativos o sospechosos en el momento en que hagas una trampa. Debes ir logrando crear un clima para el final. Es conveniente no anunciar lo ocurrido luego de hacer una trampa, sino preparar al público para que disfrute de la sorpresa final del efecto. Esta será la que te traiga los aplausos.

Otra regla de oro que deberás tener en cuenta es: "NO REPETIR UN PROGRAMA ANTE EL MISMO AUDITORIO".

Puede ocurrir que en algún momento te pidan repetir un juego. Mi consejo es que NO LO HAGAS, pues será muy peligroso. Los espectadores estarán pendientes únicamente de descubrir el truco. No deberás rehusarte categóricamente para que no tengan una opinión negativa de tu habilidad. Convéncelos de que puedes presentar una forma más interesante y espectacular de él.

Si en alguna reunión te demandan que enseñes trucos, recuerda que otra regla de oro es: "NUNCA REVELAR EL SECRETO DE UN JUEGO". Busca una salida con humor; como por ejemplo, que cualquiera lo puede hacer, simplemente necesita una varita y los polvillos mágicos... . Piensa que el juego perdería valor si se conociera el secreto. Sin embargo, existen muchos juegos que podrás ejecutar simulando durante la presentación que estás descubriendo el secreto cuando en realidad, el final será otro totalmente distinto.

Otra cosa que deberás considerar es que si tus conocimientos mágicos no son muy grandes, no deberás mostrar todos los juegos que conozcas en una sola sesión.

La participación del público en un efecto puede dar credibilidad a tus acciones, como por ejemplo mezclar un mazo de naipes, cortar y elegir una carta. Deberás estudiar la necesidad de invitar espectadores, no como justificación de que el show es participativo, invitando a que te ayuden a una gran cantidad de personas que luego estarán paradas sin hacer nada. Tal vez puedas acercarte al espectador para que vea algún determinado matiz del juego sin necesidad de molestarlo.

Otra regla: "NO HACER BROMAS PESADAS O DE MAL GUSTO A TUS AYUDANTES", pues cuando pidas colaboración en otro juego nadie querrá ayudarte por temor al ridículo. Recordar su nombre y hacerlo conocer al auditorio lo preparará de un mejor ánimo para colaborar contigo. Como siguiente regla: "EXPLICARLE CON TODA CLARIDAD EN QUE CONSISTIRÁ SU COLABORACIÓN", será imprescindible, pues sólo tú sabes lo que va a ocurrir y, si comete un error, que sea por su torpeza y no por instrucciones confusas.

En la elección de tus ayudantes deberás tener en cuenta la psicología del juego, pues en algunos será preferible la ayuda de una dama; en otros, la de un caballero; en otros diferentes una pareja, según los gags que tengas preparados.

Te encontrarás en el auditorio personajes que podemos llamar "los molestos", que serán de diversos grados. Algunos no pueden aceptar la existencia de fenómenos inexplicables y tratan de explicar a los vecinos de asiento la solución. Resulta fácil llamar su atención invitándolos como ayudantes. Nunca entres en discusiones con ellos. Otra categoría es la que, tal vez, te pida revisar reiteradas veces los elementos y quiera explicar en forma notoria su lógica. Tampoco es conveniente polemizar; niégales en todas y cada una su pedido, no le des mayor importancia y al poco tiempo sus propios vecinos lo callaran. Un espécimen más complejo es aquél que no perdonará, por su personalidad enfermiza, que el artista sea el centro de la atención, queriendo destacarse con comentarios y bromas de mal gusto, en algunos casos hasta insultos. Mi consejo es ignorarlo; no contestar ninguno de sus "geniales comentarios", pues perderás la rienda del juego. Si continúa podrás decirle: "Veo que usted prefiere reemplazarme; le dejo a usted la baraja para que nos entretenga con todo lo que sabe". La sorpresa lo tranquilizará además de las críticas del resto de los espectadores.

La última regla de oro que te comento: "NUNCA COPIES LA ACTUACIÓN DE OTRO MAGO", pues la originalidad y creatividad que incluyas en el juego redundará en la opinión que el público tenga sobre ti. El éxito o fracaso de un Artista es saber descubrir su personalidad y seleccionar convenientemente los efectos de acuerdo con su temperamento, físico, técnica y creando tu propio estilo.

 

APRENDER JUEGOS DE MAGIA

 

ENLACE PATROCINADO

Tutoriales

Destacado

JUEGOS DE MAGIAJUEGOS DE MAGIA
Aprende a realizar trucos de magia para asombrar a tus amigos

Seguinos en

ENLACE PATROCINADO